21 de marzo de 2013

10 de 50+ libros al año: «La receta del Tiranosaurio y otros cien ensayos» de Isaac Asimov

Soy adoradora de la obra de Asimov, tanto de sus creaciones literarias (sobre todo sus cuentos cortos), como de su obra histórica y de divulgación. Por supuesto que no he leído la mayoría de su obra (¿quién podría?), pero el pequeño porcentaje que he leído me ha encantado.

Entre las joyas que me encontré en las librerías de viejo de la famosa calle Donceles, de la ciudad de México, en mis pasadas vacaciones, figura la edición en español de La receta del Tiranosaurio y otros cien ensayos (también traducida a veces como La visita al tiranosaurio) del autor.

Se trata de una colección de ensayos recopilados de distintas fuentes (revistas, introducciones a libros, columnas…) en una presentación en tres volúmenes: El futuro, El espacio y Ciencia y ficción. Revelaciones personales, de la editorial EDAMEX

La descripción en la contraportada nos presenta el libro de la siguiente manera:

El más admirado escritor norteamericano de ciencia y ficción está representado en esta colección que él tituló "La receta del tiranosaurio" por un centenar de ensayos admirablemente seleccionados y clasificados. En esta obra, última del extraordinario pensador, demuestra el alto rango de su imaginación, que aprovechaba para esparcir sus profundos conocimientos científicos y para exponer sus brillantes ideas acerca del futuro. Aunque la colección consta de tres volúmenes, éstos pueden leerse separadamente de acuerdo con el interés del lector. Tres volúmenes que los lectores de habla hispana disfrutarán durante muchos años, pues Isaac Asimov es ya uno de los clásicos de la literatura científica

Nunca había leído ensayos de Asimov (solamente libros completos o cuentos cortos), así que desde que compré los tomos estaba muy emocionada por leerlos, sin embargo, una vez que hube comenzado el primer tomo y pasando los primeros siete ensayos, de calidad media-buena, comencé a sentirme decepcionada: la mayoría de los textos que conforman el primer libro son prólogos para otros diversos libros (de no más de 3 cuartillas de extensión), así que empiezan hablando de un tema, de manera muy interesante y amena, para repentinamente cambiar el tono y en un último decepcionante párrafo presentar el libro en cuestión.

16 de marzo de 2013

9 de 50+ libros al año: «Lolita» de Vladimir Nabokov

Hace unos años intenté leer este libro pero definitivamente no era mi momento de hacerlo y lo dejé abandonado como a la mitad, en parte porque mi nivel literario no me daba para apreciar su belleza y en parte porque pasaba por una etapa de mi vida en la que el tema del libro me detonaba episodios emocionales nada agradables.

Ya habiendo leído otras cosas de Nabokov y conociendo su excelente estilo y también después de haber visto las dos películas que esta novela inspiró me animé, hace unos meses, a darle otra oportunidad a la aclamada Lolita.

Mi copia la conseguí en una librería de libros viejos en la ciudad de México. Tenía desde mediados el año pasado queriendo conseguirlo y en las librerías que frecuento aquí en Monterrey estaba agotado, a pesar de que se reimprime constantemente. Probablemente el hecho de que sea un libro tan buscado es lo que ocasiona que a veces no pueda encontrarse, pero definitivamente no es tan difícil de conseguir con un poco de suerte.

La sinopsis que nos es mostrada en la contraportada es esta:
La historia de la obsesión de Humbert Humbert, un profesor cuarentón, por la doceañera Lolita es una extraordinaria novela de amor en la que intervienen dos componentes explosivos: la atracción “perversa” por las nínfulas y el incesto. Un itinerario a través de la locura y la muerte, que desemboca en una estilizadísima violencia, narrado, a la vez con autoironía y lirismo desenfrenado, por el propio Humbert Humbert. Lolita es también un retrato ácido y visionario de los Estados Unidos, de los horrores suburbanos y de la cultura del plástico y del motel. En resumen, una exhibición deslumbrante de talento y humor a cargo de un escritor que confesó que le hubiera encantado filmar los pic-nics de Lewis Carrol.
A pesar de que actualmente la lectura de esta clase de temas (violaciones, pedofilia) no me causa un trauma emocional como solía hacerlo, me sigue resultando algo incómodo. El año pasado leí Desgracia de Coetzee y siento que esa incomodidad fue un factor importante para que no me gustara el libro, pero en este caso, la pluma magistral de Nabokov hace que, sin importar el tema, no pueda decir otra cosa más que es una excelsa obra de la literatura.

14 de marzo de 2013

8 de 50+ libros al año: «Argonautas de cristal» de Knut Hamsun

Hace unos cinco años me enteré de la existencia de este escritor noruego gracias al tercer disco de la banda de folkmetal, Lumsk, también de Noruega. Las letras de todas las canciones de dicho álbum son poemas de Knut Hamsun, tomadas de la antología de 1904, Det vilde kor (El coro salvaje en español, nombre que también lleva el disco).

Por mera curiosidad busqué las traducciones de mis canciones favoritas de dicho disco y los temas que tratan me llamaron poderosamente la atención. Nunca he podido conseguir dicha antología (ni en español, ni en inglés), aunque con el pasar del tiempo he ido consiguiendo leer todas las traducciones de los poemas en los que se basan las canciones del álbum. Sin embargo, por alguna u otra razón, nunca busqué exhaustivamente algún otro trabajo del noruego ni encontré nada de casualidad (como me ha pasado con otros autores, que a veces casi me saltaron entre las manos).

Recientemente fui de vacaciones a la ciudad de México, con gran parte del presupuesto y tiempo planeados para saquear las librerías de viejo de la famosa calle Donceles. Nuestro botín fue copioso y entre las joyas que conseguí está una copia de Argonautas de cristal, de este autor, que me encontré olvidada en un anaquel. No recordaba haber visto el título en las listas de la obra de Hamsun, pero lo compré sin dudarlo.

Argonautas de cristal (de título original Landstrykere y en inglés Vagabonds o Wayfarers) es la primera novela de la trilogía de Augusto, como se le llama a las tres novelas (en dos entregas cada una) que Hamsun publicó entre 1927 y 1933 y que tienen como hilo conductor al personaje de Augusto.

La historia de la novela comienza en Polden, un pequeño pueblo pesquero de Noruega y nos muestra, principalmente, las vivencias y viajes de Edevart en su búsqueda del bienestar económico y el hambre de conocer el mundo más allá de su comunidad. De manera secundaria, pero como un elemento siempre presente, catalizador y agente de cambio en la vida de los personajes, se nos presenta el ir y venir de Augusto, amigo del protagonista. Por último, como fondo, Hamsun nos da un acercamiento al ciclo de vida del mismo pueblo y sus habitantes: sus carencias, vicios...los que crecen, los que llegan, los que se van.

7 de marzo de 2013

Libertad de expresión y homofobia.

Hoy amanecí con la noticia de la siguiente sentencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación:
El discurso consistente en inferir que la homosexualidad no es una opción sexual válida sino una condición de inferioridad no es parte del ámbito de la libertad de expresión, sino una manifestación discriminatoria y debido a esto usar las expresiones como "maricón" y "puñal" en artículos periodísticos queda excluido del derecho de la libertad de expresión y puede dar lugar a demandas por daño moral.1
Mi opinión al respecto de la noticia está dividida. Por un lado, soy la primera persona en señalar y criticar la homofobia allá donde se presente y en carne propia he experimentado el uso peyorativo de esa clase de palabras hacia mi persona y la discriminación que las acompaña. Por otro, una de mis creencias y fidelidades más arraigadas e incondicionales es hacia la libertad de expresión y prensa.

Siempre he dicho que cuando se cree en la libertad de expresión se cree en ella en un 120% o no se cree en ella. No vale decir “Hay libertad de expresión, pero solamente sí concuerdas conmigo”. Cuando la libertad de expresión (y prensa) está condicionada, cuando se comienzan a excluir ciertos tipos de expresiones de ella ya no es libertad de expresión.


Y no vale tratar de argumentar si n discurso es ofensivo o retrógrado, porque esas son apreciaciones subjetivas y el mismo organismo que prohíbe la profusión de palabras por homófobas, mañana puede prohibir cierto tipo de discurso por “falto a la moral y decencia pública” y luego cierto tipo de música o medio de entretenimiento “porque daña las mentes de los niños”. Abrirle la puerta a la primera es abrir la puerta a las demás.

Dejando bien en claro eso, las reacciones ante la noticia reflejan muy bien 1) la falta de comprensión lectora que reina en nuestro país: en ningún momento se está prohibiendo ni se va a castigar el uso de términos homofóbicos en la vida diaria, sino que se está prohibiendo su uso en ámbitos periodísticos y/o públicos que no sean estudios científicos u obras artísticas y 2) lo intrínsecamente arraigada que tenemos la homofobia en nuestro imaginario nacional: muchas de las reacciones fueron de enojo y molestia y a mi parecer cayendo dentro de tres tipos de respuesta muy comunes en cualquier debate entre personas de minorías oprimidas y ofensores de esas minorías:

6 de marzo de 2013

7 de 50+ libros al año: «Historia de la vida cotidiana en México I. Mesoamérica y los ámbitos indígenas de la Nueva España»

Siempre recibo muchas críticas porque constantemente hablo de mi aversión a los festejos patrióticos (más que a ellos, a la forma en que se celebran), el orgullo nacional irracional e idiótico y algunas otras cosas similares que la gente interpreta como “ser un buen mexicano” y que a mí más bien me parece un pseudo-patriotismo rancio, barato y caduco.

Mi definición de patriotismo consiste en conocer la verdadera riqueza cultural, histórica, étnica y artística de mi país; en tratar de mejorar la sociedad que lo conforma tanto en mi vida diaria como señalando lo que está mal con esa sociedad.

Precisamente esa hambre que tengo de conocer la cultura mexicana es lo que hizo que cuando me enteré de la existencia de la colección Historia de la vida cotidiana en México editada por el Fondo de Cultura Económica en 5 tomos casi creo que me temblaron las rodillas de emoción.

Hasta ahora solamente he podido adquirir el primer tomo, pero los otros cuatro están en mi lista inmediata de compras y en cuanto esté en mis posibilidades caerán en mis garras.

El contenido del primer tomo, Mesoamérica y los ámbitos indígenas de la Nueva España, nos es descrito de la siguiente manera en la contraportada:
En este volumen […] se exploran las condiciones de vida de los pueblos indígenas de México, desde los orígenes de la civilización mesoamericana hasta la época colonial. Con datos obtenidos en contextos arqueológicos, en códices pictográficos y en fuentes escritas, se examinan asuntos como la organización del espacio doméstico, el orden urbano, la alimentación, las relaciones familiares, la delincuencia, la conducta corporal, la salud, la sexualidad, las rutinas religiosas, las costumbres cortesanas, entre otros.

Al ser una obra de tan gran envergadura y que abarca tantos aspectos, periodos y temas, obviamente no está escrita por una sola persona. El libro está dividido en tres grandes secciones: El pasado remoto, La vida en el valle de México y sus alrededores en tiempos de la hegemonía Mexica y Conquista y transformación de las sociedades indígenas y esas secciones a su vez se subdividen en varios capítulos cada uno escrito por un autor distinto. Algunos autores escribieron varios capítulos, siendo el más notable Pablo Escalante Gonzalbo que escribió la mayor parte de los capítulos que conforman la sección dedicada a los mexicas (y es también el coordinador de la obra).