23 de diciembre de 2015

Comprar libros por internet. Mi experiencia y tiendas preferidas.

A pesar de que soy amante de ir a librerías físicas en modo "cacería", entrar sin nada específico en mete y dejar que los libros me encuentren y de que es algo que hago tan seguido como puedo, los últimos años mis gustos literarios se han vuelto algo específicos y me he obsesionado con ciertos géneros y autores que a veces es difícil encontrar de esta manera.

Siempre había sido medio escéptica y pobre como para animarme a entrarle al mundo de las compras en línea, pero ahora es la forma en que compro casi todo, desde ropa, caprichos, mis materiales y utensilios de costura, música, películas...y obviamente libros.

Como todo en la vida, comprar libros en línea tiene sus pros y contras. Las ventajas que tiene comprar de esta manera es que puedo encontrar títulos difíciles de conseguir en México o a un precio menor del que los podría comprar en las librerías que me quedan cerca o que algunas veces las tiendas online de ciertas librerías tienen mucha más variedad que en las tiendas físicas y que si no nos casamos con un solo proveedor/tienda podemos comprar precios y reducir el gasto total. Los aspectos negativos podrían ser la espera (que en algunos casos puede ser bastante larga), los cargos de envío y el miedo/riesgo de que "no lleguen", pero tengo dos años comprando libros en línea de manera más o menos frecuente y hasta ahora no he tenido una experiencia catastróficamente mala.

Tengo 4 tiendas preferidas en las que realizo el 90% de mis compras y a continuación comento un poco sobre los beneficios y deficiencias de cada una:

3 de diciembre de 2015

Corsés para principiantes 1: La moda del waist training, corsés y otros tipos de prendas moldeadoras.


A últimas fechas se han popularizado los "corsés" y el waist trainning (entrenar para reducir la cintura con corsés), luego de que las Kardashian señalaran la práctica como la razón de su figura de reloj de arena. La verdad es que los productos a los que se refiere esta moda realmente ni son corsés ni sirven para el waist trainning, al menos no en su definición correcta. Como soy fan de los corsés "de verdad" y con la moda reciente se ha generado gran atención al mundo de la corsetería y con esta ha vuelto la siempre presente polémica que ha rodeado a este tipo de prendas por siglos (en específico a sus efectos en la salud) me pareció pertinente hablar sobre el tema.

El producto que promocionan las Kardashian y otras celebridades es una faja de látex tipo corsé que se supone debe usarse cuando se hace ejercicio y/o durante las actividades normales del día. En teoría ayuda a bajar de peso gracias a el efecto de calor que provoca sudoración excesiva y promete moldear el cuerpo de manera permanente. El primer punto es definitivamente posible, pero el segundo no.

Ninguna prenda que sea flexible puede alterar el cuerpo de manera permanente, vaya, ni siquiera los corsés reales (con varillas de acero y hechos de coutil de algodón) lo hacen, al menos no de manera rápida o en la mayoría de los casos. Las mujeres que logran reducciones importantes en sus cinturas por medio de usar corsés lo hacen a través de los años y con una disciplina de hierro. Quien usa corsés por estética, hobby o a ratos logra resultados mucho más modestos y que pueden ser permanentes, pero no al grado o manera en que predica esta nueva moda.

Desde que me interesan los corsés y comencé a investigar más sobre ellos, usarlos y coleccionarlos, he notado que hay mucha confusión sobre el qué es un corsé y se les confunde con otro tipo de prendas. Con la nueva ola de interés hacia el waist training se ha perpetuado este lío, ya sea por ignorancia de quienes apenas se acercan al tema o por la publicidad deliberadamente engañosa de ciertas compañías.

No he encontrado una lista comprensiva que defina y diferencie de manera correcta los distintos tipos de prendas moldeadoras de las que se está hablando con esta moda, al menos no en español, así que me he propuesto crear una.

Me gustaría aclarar que no creo que ninguna de las prendas de las que hablaré a continuación sea intrínsecamente mala: hay para todas las necesidades, presupuestos y gustos y ya depende de cada quien lo que quiere comprar y usar. Lo que sí considero importante (y por ello me molesta la confusión en este tema) es que no se engañe a las personas que muestran un primer interés en los corsés, que se vendan cosas pretendiendo ser algo que no son y desmitificar expectativas infundadas.

Y sin más, los tipos de prendas moldeadoras y sus diferencias: